lunes, 22 de diciembre de 2014

Mazapán de nueces y pasas

   Como ya se acerca la Navidad, hoy os traigo una receta de "mazapan" sabroso y sencillo. ¡No podia ser de otra manera! Ya sabéis que esta sección del blog se caracteriza por contener recetas de postres deliciosos pero muy fáciles. ¡Bastante complicada ya es la vida!
   Aunque recibe el nombre de mazapán no tiene ni el aspecto ni el sabor del típico postre navideño aunque yo diría que está incluso más rico.  
   Este postre lo suele hacer mi madre para la cena de Nochebuena. Ella es una gran cocinera pero, os aseguro, que a vosotros os quedará igual de bueno. Y a originales no os ganarán.

Ingredientes:
  • 1/2 kg de harina de almendra
  • 300 gr de azúcar glasé
  • 200 gr de nueces peladas y picadas (reservar unas pocas para decorar)
  • 200 gr de pasas de Corinto
  • 5 huevos
  • obleas
  • unas gotas de vinagre
  • una pizca de sal
Elaboración:

- Separar las yemas de las claras y reservar.
- En un bol, montar a punto de nieve las claras con las gotas de vinagre y la pizca de sal.     Añadir el azúcar, la harina de almendra, las pasas y las nueces.
- Mezclar todo con una cuchara de palo y amasar a mano.
- Precalentar el horno a 200 º.
- Extender la masa sobre las obleas. Partir en cuadrados, decorar con las nueces reservadas y pintar con las yemas batidas.
- Hornear durante diez minutos y terminar con un poco de grill para que se doren.

   Aprovecho esta entrada para desearos que paséis unos bonitos días, esperando que sean el preludio de un mejor año 2015. Un abrazo para tod@s mis dulcer@s.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Mascarilla hidratante de melocotón

   Realmente este tratamiento de belleza no es mío sino de Karlos Arguiñano.  Curioso ¿verdad? El otro día lo ví en su programa y me pareció tan sencillo y útil que hoy he decidido contaroslo.
   Lo curioso de este tratamiento es que, a la vez, de ser eficaz es económico. Y en estos tiempos de crisis, ahorrar es importante.
 
   Uno de los mayores beneficios de los melocotones es ser una gran fuente de vitamina C, carotenos y selenio que nos ayudan a rejuvenecer nuestro aspecto, pues son compuestos antioxidantes por lo que regeneran el tejido dérmico. Muchas de sus propiedades se encuentran en su piel, por lo que resulta interesante comer este fruto sin pelar, siempre que se haya lavado muy bien y proceda de cultivos ecológicos en los que no se hayan utilizado pesticidas.
 
 
   Para llevarlo a cabo necesitaremos una cucharada de aceite, un yogur natural y las pieles de un melocotón, ¡sí sí! las pieles.
 
   Lo batimos hasta que quede una mezcla uniforme y lo aplicamos sobre la piel limpia. Dejamos actuar mínimo unos 10 minutos y retiramos con ayuda de una esponjilla y agua tíbia.


 
   Este tratamiento lo recomiendo, sobre todo, para personas con piel seca o muy seca para llevarlo a cabo una vez a la semana en los meses de verano pues es fruta de temporada y es una época en la que la piel tiende a secarse más. ¡Notaréis el cambio!

domingo, 21 de septiembre de 2014

La vuelta al cole de tu piel

   Cuando llegan estas fechas no puedo evitar acordarme de la canción del Dúo Dinámico y de la dichosa vuelta al cole. ¡Qué pena y qué pereza!
 
 

   Lo mismo que hay que prepararse física y  psicológicamente, tu piel y cabello también deben hacerlo. Tras sufrir los efectos nocivos del sol, el cloro, la sal y la deshidratación debido al calor y el aire acondicionado, la piel y el cabello necesitan de unos cuidados especiales para recuperar su aspecto.
El tratamiento es bien sencillo.
 
   Quien suela seguir este blog seguro que ya conoce mi máxima acerca de como cuidar la piel, ¡LIMPIEZA E HIDRATACION! Y ahora más que nunca.
 
  
  "Limpieza" como siempre, dos veces al día, mañana y noche. Pero para eliminar los restos  del veranito, es conveniente acudir a un centro especializado para realizarnos una buena exfoliación y preparar nuestra piel para la llegada del otoño.
   Si preferimos hacerlo en casa, podemos preparar una mezcla de aceite de oliva y azúcar y darnos un suave masaje.
 
   Hidratación con cosméticos con principios activos hidratantes como el ácido hialurónico o el colágeno y con protección solar por las mañanas y por las noches con productos nutritivos ricos en aceites como el de argán o rosa mosqueta. En el caso del cabello, habrá que dedicar más tiempo al ritual de la mascarilla(http://ladulzuradelabelleza.blogspot.com.es/2013/07/haztelo-tu-misma-en-casa-mascarillas.html)
Algunas cremas con ácido hialurónico
   Así conseguiremos recuperar la piel y el cabello tras los abusos del verano para que pueda soportar los fríos ataques  del otoño e invierno ;)


martes, 12 de agosto de 2014

El after sun, ese gran olvidado

    El after sun o también conocido como "apres soleil" es uno de esos cosméticos que, habitualmente, se compra porque se vende junto con el protector solar o porque comprandolo te regalan un balón de playa o una sombrilla y que sólo se usa en caso de que al volver de la playa se tenga la piel como un cangrejo que sino...
   Poca gente conoce el verdadero valor de este gran cosmético, comunmente confundido con una simple crema corporal y nada más lejos de la realidad.

   Una crema corporal simplemente hidrata a diferencia del after sun que además alivia o elimina los efectos ocasionados por los rayos solares (piel rugosa, áspera, seca, agrietada, frágil, flácida, pequeñas quemaduras, inflamación…).

Los cosméticos after-sun tienen principios activos con acción:
 

-       Antiinflamatoria: Se utilizan extractos vegetales ricos en flavonoides (Aloe, Caléndula, Malva, Manzanilla), alfabisabolol (presente en el extracto de manzanilla) o ácido 18-beta-glicerrético para aliviar la inflamación de la piel que ha sufrido un eritema.

-                Epitelizante o Cicatrizante: Incluyen extractos vegetales (Aguacate, Caléndula, Centella, Equinacea, Mimosa, Hipericón), alantoína, pantenol o ácido ximénico con el fin de remitir las pequeñas quemaduras producidas por las radiaciones solares.

-        Hidratante: Esta acción es quizás la más importante ya que el agua es la única sustancia capaz de dar elasticidad a la epidermis y así conseguir una piel suave y tersa.  Se pueden usar diferentes tipos de sustancias como aceites minerales y vegetales, lanolina y siliconas, mucopolisacáridos, mezclas de aminoácidos, algunos extractos de frutas como el bambu o el cactus, glicerina, propilenglicol, sorbitol o componentes del FNH.

-          Regeneradora: Ya que el sol es un factor de riesgo del envejecimiento prematuro, la acción regenerante es fundamental para corregir las posibles alteraciones que se hayan producido en el transcurso de la exposición solar. Para ello se utilizan derivados de vitaminas A y E, extractos de ácidos grasos esenciales y el derivado marino de colágeno.
 

En la actualidad, no solo existen productos específicos para el rostro o el cuerpo o en diferentes formas (leche, spray, gel, para usar bajo la ducha...) sino que tienen en cuenta otros problemas como las alergias al sol o las intolerancias, por eso en el mercado podemos encontrar texturas con efecto frío, antiedad, ... con fórmulas de última generación que calman la piel al instante y de forma duradera. No debemos olvidar que el cuidado postsolar es tan importante como durante la toma de sol por lo que requiere un plus de mimos después de pasar horas y horas en la piscina o en la playa. 

Al volver a casa y tras la ducha, debemos aplicarnos el after sun con la piel limpia siempre que hayamos tomado el sol. Así podremos estar tranquilos de poder tomar el sol al día siguiente. ¡¡Recuerda!! Es el mejor antienvejecimiento de nuestra piel corporal.


jueves, 7 de agosto de 2014

Belén Aguado: "La creencia de que los productos naturales son automáticamente seguros es errónea"

Belén Aguado

   Hace un par de años realice un curso de formación en Salamanca y allí estaba Belen, trasmitiendo su entusiasmo por los cosméticos.
   Belen Aguado, licenciada en Quimicas y experta en Cosmética y Dermofarmacia, es una profesional que sabe tanto de la composición como de legislación de los cosméticos. Por este motivo, he querido presentarosla porque quien mejor que ella para que nos aclare ciertas dudas que pululan por Internet.
LDB: ¿Qué fue lo que te llevó a dedicarte al mundo de la cosmética?

BA: ¡Una casualidad! Estudiaba Químicas en Alcalá de Henares y me estaba especializando en el área de industrial, me ofrecieron en el último curso una beca para el departamento de producción en una fábrica de elaboración de cosméticos. No sabía nada sobre materias primas, ni de formulación, aprendí antes a hacer emulsiones cosméticas que a formularlas. Me gustó tanto que decidí especializarme un poco más haciendo un Máster de Cosmética y Dermofarmacia. 

LDB: ¿En qué consiste tu trabajo?

BA: Actualmente combino mis labores de Directora Técnica en una Laboratorio de Cosmética Natural con el de mi Gabinete Técnico Cosmético (Bellssan) que comparto con mi socio Santiago Rey, ofreciendo servicios de Regulatory a empresas cosméticas, sobre todo en preparación y validación de Expedientes de Información de Producto y Evaluaciones de Seguridad. Además, trabajo como profesora de prácticas de formulación en el Cesif en el Máster de Cosmética y Dermofarmacia que se imparte en Madrid.

Belén Aguado con su socio Santiago Rey
LDB: ¿Qué opinas del boom informativo que existe actualmente con respecto a los cosméticos y su uso?
 
BA: El sector cosmético mueve mucho trabajo y mucho dinero y gracias a numerosos Reglamentos Europeos estamos cada vez más obligados a informar correctamente al usuario final, pero no todo lo que se lee en internet es verdad.
   Siempre hay intereses por medio que tratan de hacer creer a los usuarios que lo suyo es mejor que lo que tiene la competencia aunque para ello tengan que denigrar ingredientes a favor de otros. 
   Si el usuario quiere estar bien informado lo mejor es ir a web oficiales y no fiarse mucho de ciertos foros en los que participan personas no formadas pero que son capaces de hacer mucho daño al sector.

LDB: Como experta en el tema, ¿cuál es tu opinión acerca de los parabenes? ¿qué opinas sobre la cosmética verde?
 
BA: Los parabenes…eternos sufridores de la mala prensa. Admitimos que no existe el conservante ideal. La dosis de uso de la mezcla de parabenes es pequeña, sin embargo a pesar de su baja dosis su espectro de actuación microbiológica es muy amplia. Cuando un producto contiene parabenes, ya no necesita ningún otro conservante, son ingredientes fáciles de manejar en el desarrollo de las fórmulas y muy estables. Además, existe grandes evidencias de que los ácidos y ésteres derivados de los parabenes están presentes en la vida animal y vegetal actuando como conservantes naturales. 

   La creencia de que los productos naturales son automáticamente seguros es errónea. La naturaleza contiene un gran arsenal químico, por ejemplo el veneno de serpiente…Entiendo al usuario cuando lo que quiere es utilizar productos que contengan ingredientes naturales, pero que sean naturales tampoco significa que sean mejores. 
   Un aceite esencial es muy natural pero la carga de alérgenos que contienen es bastante significativa. En cosmética, hay sobre todo dos ingredientes que por su naturaleza pueden provocar algún tipo de reacción alérgica, conservantes y perfumes. En cosmética natural hay muy poca posibilidad de que los aceites esenciales o perfumes no lleven alérgenos y, en el tema de los conservantes, la seguridad del cosmético hay que garantizarla, por lo que hay que incluir conservantes que estén autorizados (de estos conservantes autorizados por el Reglamento de Cosméticos no todos se pueden utilizar en cosmética natural) y que cubran todo el espectro microbiológico, esto es complicado y más cuando los más utilizados son el sodium benzoate y el potassium sorbate, cuya actividad se limita a productos con pH por debajo del 4.5, por lo que siempre hay que compensarlos añadiendo otros conservantes o ingredientes con conocidas propiedades microbiológicas.

   Mi opinión como formuladora es que son más complicados de desarrollar pero no por ello son mejores productos para la piel. Si los queremos comparar, los productos naturales son mezclas complejas de químicos definidos y no definidos, mientras que los sintéticos son químicamente fabricados bajo un cuidadoso control y de gran pureza. La química sintética ha perfeccionado el arte de la pureza. La naturaleza no siempre lo hace.
LDB: ¿Qué productos encontraríamos en tu baño?
 
BA: ¡Todos! Desde el gel de baño, el champú, mascarilla capilar, cremas corporales, desodorantes, perfumes… Muchos de ellos, sobre todo las cremas son de mi propia fabricación. No utilizo mucha cosmética decorativa pero me encanta inventarme fórmulas nuevas… y a mi madre también.

LDB: Dinos tres cosméticos que no te pueden faltar

BA: Cremas corporales, cremas faciales y desodorantes… Para mí, son imprescindibles.

LDB: ¿En qué dirección se dirige la cosmética actual?
 
BA: Cada vez está más regulada, por lo que su publicidad también está más controlada. Se intenta que los cosméticos tengan cada vez más multifunciones, texturas más novedosas, se buscan envases que impidan que los usuarios puedan acceder al producto, lo que nos garantiza más seguridad en su durabilidad evitando contaminaciones provocadas por el usuario. Se buscan ingredientes inteligentes, en el caso de los perfumes que sean sin alergenos….¡¡la imaginación no tiene límites!!

LDB: Muchas personas se quejan de las etiquetas de los productos que compran. ¿Por qué


son tan poco claras?
 
BA: Bueno, no estoy muy de acuerdo con que son poco claras. Un cosmético te ha de indicar su función (para que sirve), su modo de empleo, sus precauciones si es que las tiene que llevar y éstas indicaciones son entendibles por el usuario.
   Si hablamos del listado de ingredientes, el usuario no tiene porqué ser un experto. Si leemos una etiqueta de un alimento o de un detergente con el que lavamos la ropa, seguro que no entendemos todo lo que se nos indica.     
   Estos ingredientes están controlados por las autoridades sanitarias o por los centros de toxicología, si hay por ejemplo un efecto adverso, este listado de ingredientes nos ayudan a una posible actuación. Por ejemplo, imagínate que un menor se bebe un gel de baño en un descuido de los padres, ellos llaman al centro de toxicología y allí lo primero que les piden es el listado de ingredientes. 
  Distinto es que el usuario no quiera comprar un producto porque contenga ciertos ingredientes, pero creo que en esos casos, el usuario ya sabe lo que está buscando.

LDB: Ahora que estamos en verano y usamos protector solar, explicanos por qué son tan pringosos

BA: Los protectores solares llevan mucha carga de filtros solares, éstos son siempre mezcla de filtros químicos y filtros físicos, se necesita muy buenas emulsiones que puedan estabilizarlos, porque la función del cosmético no es solo su actividad si no que su fórmula sea muy estable.
   Además casi siempre que se utiliza protección solar estamos muy cerca del agua, bien de la piscina, el mar… si queremos que aguanten más tiempo en la piel, la emulsión debe ser más grasa ya que ésta repele más tiempo el agua, aunque ninguno de ellos son inmunes al roce de la toalla o de la arena. 
   Os recomiendo que siempre que os bañéis y sobre todo, en el caso de los niños, se les vuelva a dar protección solar, tantas veces como veces se salgan del agua.

LDB: Y para terminar, para conocerte un poco más:

BA: 
  • un color El morado
  • un olor o perfume: Flower by Kenzo
  •  una canción: Cuando el mar te tenga de Manolo García
  • una película: En el nombre de la Rosa
  •  un plato de comida: La paella
  •  una hora del día: El amanecer
  •  un postre: Arroz con leche
  •  un cosmético: Mi crema corporal de oliva
  •  un momento de tu vida: El nacimiento de mis tres peques
 
      ¡Gracias Belen por hablarnos con esa honestidad que caracteriza a los profesionales de verdad!
     
· 
·        
 
 

miércoles, 30 de julio de 2014

El ácido hialurónico

   Seguro que en más de una ocasión habréis oido hablar del ácido hialurónico. Aunque fue descubierto hace muchos años no fue utilizado hasta los noventa.
   El ácido hialurónico es un componente fundamental de la dermis (segunda capa de la piel). Concretamente, es un tipo de mucopolisacárido que forma parte de la sustancia fundamental de la dermis y que tiene como función mantener la hidratación de la piel.

   En cosmética se usa tanto en cremas nutritivas como de antienvejecimiento pues uno de los sintomas de la piel madura es la sequedad. El ácido hialurónico permite rehidratar en profundidad la zona tratada para que su aspecto sea más terso ya que reconstituye las fibras. Al aumentar el grosor y el volumen de la piel, disminuyen también sus surcos.

 
   Además se utiliza en medicina estética. Esta sustancia se inyecta en función de las necesidades de cada paciente para corregir los signos del envejecimiento. Las zonas más comunes en las que se aplica son el contorno y comisura de los labios, los pómulos, alrededor de la boca y en las patas de gallo.

   En el mercado cosmético existen una multitud de serums y cremas que contienen ácido hialurónico como principio activo. Tal es el caso de Serenage de Avene o Hyaluron Filler de Eucerin. Podría estar horas y horas hablando de productos con ácido hialurónico, ya que cada vez son más las marcas que apuestan por él en sus productos. El problema, es que muchas de ellas sólo llevan una pequeña cantidad, por lo que merece la pena apostar por alguna crema con alto porcentaje, como las citadas anteriormente, para aprovechar todos los beneficios que nos brinda en nuestra piel.
   Últimamente, también podemos ver nutricosmética (capsulas, viales,...) hecha a base de ácido hialurónico, es decir complementos nutricionales que contienen este ingrediente con el fin de mejorar la piel desde el interior. 

   En resumen, el ácido hialurónico es uno de los mejores ingredientes cosméticos sobre todo para pieles secas y/o pieles maduras siempre que el producto contenga un alto porcentaje (0.5-1%). Y si se combina con vitamina C, mejor que mejor.

martes, 29 de julio de 2014

Cómo realizar una buena limpieza facial

   Ya hemos dicho y repetido una y mil veces la importancia de la limpieza para mantener una piel jóven. Un ritual que debe realizarse por la mañana y por la noche. NO HE DICHO "O" SINO "YYYYY"
  ¡Ya se que es una pesadez! Pero mientras no nos conciencemos de lo fundamental que es la limpieza de la piel, tanto por la mañana como por la noche, no obtendremos grandes resultados con nuestras mejores cremas.
Lavar no es igual que limpiar

 
   Para empezar hay que tener claro el tipo de piel que tenemos y que producto es el que nos conviene. Para ello, lo mejor es acudir a un especialista (dermatólogo o esteticista). Una vez que lo sepamos, entonces podremos comprar los productos de higiene. ¡Por favorrrr, no nos dejemos llevar por la publicidad o la dependienta de turnooooo!
  En todos los casos hay que tener claro que lavarse la cara con agua no es limpiar la piel. El lavarse con agua ¡solo sirve para quitarse las legañas!
 
   Ante una piel grasa, deberemos buscar un producto tipo jabón y/o un cosmético seborregulador (en forma de gel) de manera que, al usarlo diariamente, podamos controlar el exceso de grasa. Tampoco es bueno que sea demasiado desengrasante.
   Y en el caso contrario, es decir una piel seca deberemos buscar un limpiador que elimine la suciedad pero que nos aporte cierta hidratación (leche limpiadora).
   Por último, en el caso de una piel normal o mixta, siempre hay que seguir la misma norma, producto (jabón, leche, gel, mousse,...) que limpie pero que ni deje sensación de tirantez ni sensación de grasa en la piel.
 
Es fundamental aclararse correctamente
  
  Cuando usemos jabón, humedeceremos la cara y mojaremos las yemas de los dedos en el producto para terminar "acariciando" los pómulos, nariz y frente con movimientos suaves y circulares.
 
   Aseguráte de que el jabón se vaya por completo después de enjuagar, ya que los restos de jabón dañan la piel.

 
 
   Cuando usemos leche limpiadora debemos tener claro que lo más importante es dejar actuar al producto, es decir, aplicarlo con las yemas de los dedos masajeando para que la suciedad se mezcle con la leche. Para terminar, lo retiraremos con una esponja húmeda o un trapo suave.
   A las personas que no usan maquillaje, les suelo recomendar el uso de agua micelar, un producto muy cómodo que se aplica con un algodón pero que no es suficiente eficaz en caso de que la piel esté muy sucia.
 
   Para finalizar, decir que ¡SIEMPRE! tanto después del uso del jabón como de la leche, hay que usar un tónico pues nos ayuda a rematar la limpieza y nos calma la piel. Hay que tener en cuenta que sin querer la limpieza si no se hace bien (por ejemplo, se frota demasiado) o no se elige un buen producto puede ser agresiva.  Por supuesto, con el agua micelar no hace falta. Hay gente que prefiere usar agua micelar en vez de tónico.
 
  Lo importante es coger el hábito y no fallar ni un día. Una vez cogida la costumbre os puede asegurar que se convierte en una necesidad al igual que cepillarnos los dientes.

domingo, 13 de julio de 2014

Mi primer día de sol

   Hoy ha sido mi primer día de sol y como mandan los canones he aprovechado un ratito los rayos de sol de la tarde (después de las 16 h.) sentadita en la terraza de mi casa. 
 
   Los especialistas recomiendan que los primeros 3 o 4 días no se tome el sol directamente durante más de 15 minutos usando un factor de protección solar mayor al indicado para su piel.
La intensidad de la radiación ultravioleta la podemos conocer
en la información del tiempo

   Luego aumentará progresivamente el tiempo de exposición al sol a medida que la piel esté más dorada, pero sin sobrepasar las 2 horas seguidas. Aunque tardará en broncearse, el tono durará más y sobretodo cuidará la salud de tu piel.
 
   En el tercer día, la melanina estimulada durante los dos días anteriores, consigue alcanzar la epidermis pero aún no la protege. Aproximadamente a los diez días de exposición progresiva la piel estará preparada para recibir los baños de sol con un factor de protección solar normal.

domingo, 22 de junio de 2014

Clases de cosmética: La vitamina C

   Hoy vamos a hablar de unos de los ingredientes cosméticos que, según los expertos es uno de los más eficaces contra el envejecimiento.
La vitamina C ejerce cuatro acciones fundamentales:
 
- Regenera la piel ayudando a fabricar colágeno,
- Lucha contra los radicales libres ya que es antioxidante
- Hidrata
- Y además aporta luminosidad
 

   Esto hace que se convierta en uno de los ingredientes base de los cosméticos antienvejecimiento combinándose frecuentemente con otra vitamina fundamental para la piel, la vitamina A. El coctel de ambas vitaminas es una buena opción si no se tiene la piel sensible pues la vitamina A en forma de ácido retinoico es demasiado fuerte. Las pieles sensibles que deseen utilizar la vitamina A tendrán que buscarla en forma de retinol y aún así con cuidado de no abusar.
 
  Químicamente, la vitamina C se conoce con el nombre de ácido ascórbico (en las etiquetas de los cosméticos suele venir como Ascorbic acid) y la gran ventaja es que es muy fácil de encontrarla pues hay muchos alimentos que la contienen. Destacan los cítricos pero también se encuentra en el pimiento (rojo y verde), en el tomate o en el brócoli.

 
Se recomienda para:
  • Pieles apagadas y desvitalizadas, deshidratadas por el exceso de sol, que deseen prevenir el envejecimiento y afectadas por el estrés.
  • Todo tipo de pieles y, en especial para pieles maduras pues las pieles a partir de los 50 años están más deshidratadas, tienen el tono más apagados y las arrugas son más evidentes 
 Es recomendable introducirla en nuestros cuidados cosméticos y complementar el tratamiento con una dieta rica en vitamina C. Aquí os dejo algunos productos que destacan por su contenido en ella:
 
- Sesderma linea Vit-C
 
- Línea Vitamina C de The Body Shop
 
- Basiko de Cosmeclinik
 
- Línea vitaspheres de Selvert

 


 

domingo, 8 de junio de 2014

Clases de cosmética: El resveratrol

       El envejecimiento cutáneo en un 80% de las veces está causado por los radicales libres generados por la luz, la polución, el humo y otras agresiones externas.
Los polifenoles son compuestos bioactivos con capacidad antioxidante que han despertado un gran interés desde el punto de vista nutricional, por sus acciones no solo en estado de salud, sino en la prevención de las alteraciones funcionales y estructurales de diversas enfermedades. En los últimos años, se les han atribuido efectos beneficiosos frente al desarrollo de diversas enfermedades (cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades neurodegenerativas) asociadas a un aumento de los procesos de oxidación celular.
Se han descrito más de 8.000 polifenoles distintos. Existen muchos tipos de polifenoles, pero los más frecuentes son: los flavonoides, los ácidos y alcoholes fenólicos, estilbenos y lignanos. Los polifenoles se encuentran distribuidos ampliamente en muchas especies vegetales, como semillas de uva, cacao, corteza de pino, frutas (albaricoques, cerezas, arándanos, granadas), en bebidas como en el vino tinto o el té verde y en los frutos secos.
Los polifenoles de uva han demostrado ser extremadamente eficaces frente a la oxidación de la piel. Neutralizan los radicales libres, impidiendo el deterioro de la dermis. Uno de los polifenoles más abundantes en la uva es el Resveratrol, científicamente conocido como trans-3,5,4'-trihidroxiestilbeno. Las virtudes de esta potente molécula provienen de un mecanismo de defensa de la vid. Las viñas sintetizan Resveratrol ante la infección por parásitos o por cualquier otro tipo de agresión externa.
Según diversas investigaciones es 50 veces más potente que la vitamina E y 30 veces más que la vitamina C. El resveratrol está presente sobre todo en la piel y las semillas de la uva, y también en otros frutos como los arándanos, los cacahuetes, las granadas y las nueces. Los polifenoles previenen el envejecimiento de la piel, la reafirman e hidratan, estimulando la generación de colágeno, favoreciendo igualmente la tonificación muscular y el resveratrol, particularmente, activa la producción de sirtuinas, más conocidas como las proteínas celulares de la longevidad.
 


Además de sus propiedades antioxidantes, la pulpa de la uva posee numerosos minerales como calcio, potasio y magnesio y las semillas, por otra parte, aportan aceites ricos en ácidos grasos con un efecto suavizante e hidratante que refuerza la protección de la barrera cutánea.
En resumen:
- ¿Para quién puede estar recomendado? En general, a partir de los 45-50 años
- ¿En qué tipo de productos se puede encontrar? En cosmética facial y corporal antienvejecimiento tanto de día como de noche.
 - ¿Qué marcas existen en el mercado relacionadas con la vinocosmética? Existen muchas pero por dar algunos ejemplos, ESDOR y VIDA, españolas y CAUDALIE, francesa.



 
 

domingo, 27 de abril de 2014

Nutricosmetica casera: La avena

   Hoy día están de moda los nutricosméticos. Unos productos similares a los complementos nutricionales pero con el objetivo de mejorar la belleza desde el interior. Contienen vitaminas, minerales, oligoelementos que mejoran nuestra piel, cabello y uñas. 
Suelen venir en comprimidos y se recomienda acudir al médico antes de iniciar el tratamiento. Normalmente se toma 1 o 2 comprimidos al día durante, al menos, dos o tres meses.
   En este post, os presento un nutricosmético natural, la AVENA.  Según dicen, la avena es uno de los alimentos más saludables que nos ha dado la tierra. Dicen de ella que si la tomas a diario tu piel estará más sana y bella y tu cabello lucirá fuerte y brillante por su contenido en vitaminas del grupo B, 7 de los nueve aminoácidos esenciales para la vida, hidratos de carbono de absorción lenta (libera energía durante horas) y minerales (destacamos la presencia de sílice). Es un regulador metabólico, depurando los desechos y cubriendo las carencias. Además, también disminuye el colesterol aumentando el colesterol bueno, la avena es como una escobilla arterial.
   Por todos estos motivos, os traigo una receta que puede tomarse como desayuno, merienda o cena.
 
Ingredientes:
  • 3 cucharadas de copos de avena 
  • 250 ml de leche desnatada
  • 1 cucharada de miel
  • 1 puñado de uvas pasas
  • medio platano
  • media manzana en trozos o rallada
  • 1 puñado de nueces o cualquier otro fruto seco
Elaboración:

  • Ponemos la leche con los copos de avena en un cazo pequeño y lo ponemos a fuego lento, cuando empiece a hervir lo dejamos 5 minutos. Si los dejáis reposar con el fuego apagado durante un rato, quedan más esponjosos 
  • Los ponemos en un bol o tazón y le añadimos la miel junto con el plátano, la manzana, las pasas y las nueces.
 Se puede tomar caliente, aunque también lo podéis poner en la nevera y tomarlo frío.  
¡¡Riquiiisimo y saniiisimo!!

miércoles, 23 de abril de 2014

Sin duda, mereció la pena



   Hoy 23 de Abril, Día Internacional del Libro y dos años después de haber publicado La dulzura de la belleza quiero recordar como fue el proceso y el motivo de hacerlo.
   Dicen que escribir un libro es como tener un hijo con la diferencia de que la gestación puede ser aún más larga. En mi caso, creo que fue bastante más dura. Al principio, una duda si debe hacerlo y más cuando es novata. Cree no estar a la altura pero, gracias a los ánimos de familiares y amigos, la idea poco a poco se desarrolla hasta llegar a crear algo que merece la pena. 
   Al igual que en el embarazo, lo peor es dar a luz y más cuando uno no tiene el respaldo de una editorial. Surgen las eternas esperas (edición, impresión, burocracia ...), las rotundas negativas de las empresas del sector y los miedos al fracaso y al ridículo pero, al final, cuando por fin lo tienes en tus manos y consigues presentarlo en sociedad, me imagino que la sensación sea semejante a la de una madre cuando tiene a su hijo en brazos, ¡UNA GOZADA! 
Presentación del libro en la Feria de Valladolid

   En un principio, pretendí mostrar la relación la cosmética y la repostería a través de unos sencillos y deliciosos postres y naturales y eficaces tratamientos de belleza hechos con la misma fruta acompañados de curiosas historias. Más tarde, me dí cuenta que debía empezar el libro desvelando la verdad sobre la cosmética con el objetivo de que la gente no se sintiera engañada por un negocio que vende miles de millones de euros al año.
Famosa frase de Charles Revson
  Ya lo dijo Charles Revson, fundador de la empresa Revlon y, precisamente eso, es lo que pretendo evitar. Evitar que uno compre esperanzas pues la belleza no solo depende de un tarro de crema sino de muchas otras cosas (hábitos de vida, genética, dieta,..). Evitar que la gente caiga en la trampa de la publicidad. Evitar sentirse analfabeto al leer las etiquetas de los cosméticos. Y por último, evitar que la gente crea que la cosmética es una estafa.
    Porque lo mismo que digo que los milagros en cosmética no existen también digo que es necesaria porque su uso es tan imprescindible si queremos conseguir un aspecto más agradable. A mis alumnos siempre les digo que un cosmético es para la piel lo que el betún para el zapato. Con su uso no vamos a conseguir un zapato nuevo como recién salido de la tienda pero si un zapato con un aspecto mejor durante más tiempo.
   Y lo mismo que hay que conocer el uso correcto del betún, es necesario conocer los entresijos del uso de los cosméticos, el cómo, cuándo, dónde, en qué cantidad y para ello escribí este manual para todas aquellas personas que sin ser profesionales quieran afrontar la realidad. ¿Y cuál es la realidad? Sin esfuerzo no hay recompensa. Pero, ¡os puedo asegurar que merece la pena!
   Para terminar, me gustaría dar las gracias a todos aquellos que me han acompañado en esta andadura, familiares, amigos, librerías y seguidores del blog y del facebook porque ésto sin vuestra ayuda no hubiera sido posible. ¡¡GRACIAS!!