jueves, 27 de febrero de 2014

La tentación vive aquí: Bizcocho de avena y nueces


   La receta de hoy es algo más elaborada que las anteriores pero es igual de deliciosa. Surgio de la necesidad de tener que aprovechar unos copos de avena que, por si solos, me eran muy sosos.
   Asi que rebuscando por Internet encontré este bizcocho ideal para desayunar pues la avena y los frutos secos aportan mucha energía, tan necesaria para afrontar las mañanas.
Dificultad: Baja

Tiempo de elaboración: 45 minutos
 
Ingredientes:                                                
  • 180 gr de harina
  • 100 gr azúcar moreno
  • 125 gr de copos de avena
  • 3-4 huevos (mejor 4 pues con 3 se desmiga)
  • 1 yogur de cereales
  • 1 medida de yogur de aceite
  • 2 manzanas en trozos
  • 50 gr de nueces
  • 50 gr de uvas pasas 
  • 50 ml de leche
  • 2 cucharaditas de levadura                

Elaboración:
- Pon a remojo los copos con el yogur.
 
 
- Mezcla los ingredientes secos.

- Bate los huevos y añade el aceite. Mezcla con todo lo anterior.

- Añade la leche, la manzana y la mitad de las pasas y de las nueces.

- Precalienta el horno a 200º, forra el mode con unas gotas de aceite, echa la mezcla y el resto de pasas y nueces por encima.

- Hornea 35 minutos
 
 
   Desde aquí os animo a que lo probéis. ¡Espero que os guste!

sábado, 15 de febrero de 2014

Clases de cosmetica: La hidratación

   Creo que todo el mundo que le gusta cuidar de su piel, sabe perfectamente que, la hidratación junto con la limpieza, es la base de una piel perfecta.
La hidratación es aportar el agua necesaria a la piel para que mantenga su elasticidad y flexibilidad y, por tanto, su juventud.
   Para ser más exactos, las cremas hidratantes realmente no aportan agua, lo único que hacen es impedir que el agua contenida en la piel no se pierda, ya sea por sus ingredientes higroscópicos (absorber el vapor de agua del ambiente), por contener sustancias oclusivas protegiendonos de las agresiones externas (frío, calor, sol, aire acondicionado, calefacción, productos químicos,...).


   La verdadera hidratación es la que se obtiene tras beber agua, los 8 vasos que todo nutricionistas recomiendan. Solo hay que ver a las modelos como están todo el día con la botellita de agua en la mano. Desde luego la mejor crema hidratante es beber agua.
   Una vez que hemos visto lo que es un cosmético hidratante, vamos a conocer que tipo de principios activos (sustancias encargadas de la función del cosmético, en este caso hidratar), deberían contener:
- Sustancias hidratantes activas, como las higroscópicas, capaces de fijar el vapor de agua del ambiente y las sustancias humectantes que mantienen la humedad de la piel.
Entre las sustancias humectantes destacan la glicerina, el propilenglicol y aceites como las ceramidas y entre las higroscópicas, los componentes del Factor Natural de Hidratación o NMF en inglés (como son la urea, el ácido pirrolidin carboxilico (PCA) o aminoácidos) que como su nombre indica forman parte de una crema natural invisible que rodea a nuestra piel.

- Sustancias hidratantes pasivas, se llaman así porque ellas no aportan nada sino que por ser oclusivas impiden la perdida de agua. Se suelen utilizar aceites minerales (vaselina, parafinas), siliconas y derivados como la dimeticona o la amodimeticona (ideales para pieles grasas, cremas oil-free) y algunas grasas vegetales.
   Está claro que a la hora de elegir nuestra crema hidratante lo primero que tendremos que tener claro es nuestro tipo de piel porque en función del tipo de piel, tendremos que elegir una crema hidratante más o menos rica en grasas, lo segundo, su etiqueta y su composición  (NMF, aceites vegetales, ceramidas, ácido hialurónico,...) y tercero,,comprobar que contenga factor de protección solar pues es uno de los factores que más estropean nuestra piel tanto en verano como en invierno.
   En general, se puede decir que es más efectiva si contiene ingredientes activos del primer grupo que del segundo y si tenemos la piel seca deberá contener más cantidad de aceites o mantecas vegetales (aguacate, karité).

  En cuanto a cómo debe usarse es esencial tener la piel limpia, aplicar una cantidad aproximada del tamaño de una almendra en los puntos cardinales del rostro, cuello y escote con un masaje suave realizado con ambas manos de manera que la crema penetre en la piel pero sin arrastrar la piel.

  Pero ¿cuándo? Hasta los 30 años, mañana y noche y a partir de entonces, por la mañana antes del maquillaje esperando unos minutos para que se absorba correctamente.
  Estas serian las claves de una buena hidratación.