domingo, 22 de junio de 2014

Clases de cosmética: La vitamina C

   Hoy vamos a hablar de unos de los ingredientes cosméticos que, según los expertos es uno de los más eficaces contra el envejecimiento.
La vitamina C ejerce cuatro acciones fundamentales:
 
- Regenera la piel ayudando a fabricar colágeno,
- Lucha contra los radicales libres ya que es antioxidante
- Hidrata
- Y además aporta luminosidad
 

   Esto hace que se convierta en uno de los ingredientes base de los cosméticos antienvejecimiento combinándose frecuentemente con otra vitamina fundamental para la piel, la vitamina A. El coctel de ambas vitaminas es una buena opción si no se tiene la piel sensible pues la vitamina A en forma de ácido retinoico es demasiado fuerte. Las pieles sensibles que deseen utilizar la vitamina A tendrán que buscarla en forma de retinol y aún así con cuidado de no abusar.
 
  Químicamente, la vitamina C se conoce con el nombre de ácido ascórbico (en las etiquetas de los cosméticos suele venir como Ascorbic acid) y la gran ventaja es que es muy fácil de encontrarla pues hay muchos alimentos que la contienen. Destacan los cítricos pero también se encuentra en el pimiento (rojo y verde), en el tomate o en el brócoli.

 
Se recomienda para:
  • Pieles apagadas y desvitalizadas, deshidratadas por el exceso de sol, que deseen prevenir el envejecimiento y afectadas por el estrés.
  • Todo tipo de pieles y, en especial para pieles maduras pues las pieles a partir de los 50 años están más deshidratadas, tienen el tono más apagados y las arrugas son más evidentes 
 Es recomendable introducirla en nuestros cuidados cosméticos y complementar el tratamiento con una dieta rica en vitamina C. Aquí os dejo algunos productos que destacan por su contenido en ella:
 
- Sesderma linea Vit-C
 
- Línea Vitamina C de The Body Shop
 
- Basiko de Cosmeclinik
 
- Línea vitaspheres de Selvert

 


 

domingo, 8 de junio de 2014

Clases de cosmética: El resveratrol

       El envejecimiento cutáneo en un 80% de las veces está causado por los radicales libres generados por la luz, la polución, el humo y otras agresiones externas.
Los polifenoles son compuestos bioactivos con capacidad antioxidante que han despertado un gran interés desde el punto de vista nutricional, por sus acciones no solo en estado de salud, sino en la prevención de las alteraciones funcionales y estructurales de diversas enfermedades. En los últimos años, se les han atribuido efectos beneficiosos frente al desarrollo de diversas enfermedades (cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades neurodegenerativas) asociadas a un aumento de los procesos de oxidación celular.
Se han descrito más de 8.000 polifenoles distintos. Existen muchos tipos de polifenoles, pero los más frecuentes son: los flavonoides, los ácidos y alcoholes fenólicos, estilbenos y lignanos. Los polifenoles se encuentran distribuidos ampliamente en muchas especies vegetales, como semillas de uva, cacao, corteza de pino, frutas (albaricoques, cerezas, arándanos, granadas), en bebidas como en el vino tinto o el té verde y en los frutos secos.
Los polifenoles de uva han demostrado ser extremadamente eficaces frente a la oxidación de la piel. Neutralizan los radicales libres, impidiendo el deterioro de la dermis. Uno de los polifenoles más abundantes en la uva es el Resveratrol, científicamente conocido como trans-3,5,4'-trihidroxiestilbeno. Las virtudes de esta potente molécula provienen de un mecanismo de defensa de la vid. Las viñas sintetizan Resveratrol ante la infección por parásitos o por cualquier otro tipo de agresión externa.
Según diversas investigaciones es 50 veces más potente que la vitamina E y 30 veces más que la vitamina C. El resveratrol está presente sobre todo en la piel y las semillas de la uva, y también en otros frutos como los arándanos, los cacahuetes, las granadas y las nueces. Los polifenoles previenen el envejecimiento de la piel, la reafirman e hidratan, estimulando la generación de colágeno, favoreciendo igualmente la tonificación muscular y el resveratrol, particularmente, activa la producción de sirtuinas, más conocidas como las proteínas celulares de la longevidad.
 


Además de sus propiedades antioxidantes, la pulpa de la uva posee numerosos minerales como calcio, potasio y magnesio y las semillas, por otra parte, aportan aceites ricos en ácidos grasos con un efecto suavizante e hidratante que refuerza la protección de la barrera cutánea.
En resumen:
- ¿Para quién puede estar recomendado? En general, a partir de los 45-50 años
- ¿En qué tipo de productos se puede encontrar? En cosmética facial y corporal antienvejecimiento tanto de día como de noche.
 - ¿Qué marcas existen en el mercado relacionadas con la vinocosmética? Existen muchas pero por dar algunos ejemplos, ESDOR y VIDA, españolas y CAUDALIE, francesa.